Precios medios de la fotovoltaica en EEUU caen por debajo de los US$ 50 / MWh

Precios medios de la fotovoltaica en EEUU caen por debajo de los US$ 50 / MWh

El Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley [Berkeley Lab] es una de las instituciones de investigación solar más respetadas en los Estados Unidos. Durante años el laboratorio ha sido la fuente definitiva de información sobre los costes de la energía solar fotovoltaica a través de sus informes, tanto a niveles de instalaciones a gran escala como a los de generación distribuida.

Ayer el Berkeley Lab publicó su novena versión anual de su informe Tracking the Sun, que analiza las tendencias de precios para la fotovoltaica distribuida, así como su informe Utility Scale Solar 2015. Ambos informes dan un repaso a las tendencias de precios de 2015, y documentan el progreso en curso en ambas escalas.
Según el informe Tracking the Sun, los precios medios de las instalaciones de fotovoltaica distribuida cayeron US$ 0,20/W [el 5% sobre el año anterior] para los sistemas fotovoltaicos residenciales, que costaban US$ 4/W mientras que la caída fue de US$ 0,30/W [el 7%] para los sistemas no residenciales de tamaño pequeño, y de US$ 0,30/W [o el 9%] para los sistemas no residenciales mayores, que incluyen el mercado comercial e industrial. Ver gráfico:

precios-de-la-solar-fotovoltaica-en-eeuu

El informe del Berkeley Lab también recoge datos preliminares para los primeros seis meses de 2016, y estos muestran una continua caída de los precios en la mayoría de los estados y segmentos de mercado.

La caída más grande se registra en el segmento de las instalaciones a gran escala, donde los precios se han abaratado un 12% hasta un promedio de poco más de US$ 2/W. Sin embargo este promedio oculta un amplio abanico de precios reales, que va en el caso del 20% más barato por debajo de los US$ 1,60/W, mientras que el 20% más caro arroja precios por encima de los US$ 2,60/W.

La continua disminución es especialmente notable dado el precio relativamente estable de los módulos fotovoltaicos desde el año 2012. El informe atribuye el reciente abaratamiento del sistema, en cambio, a la reducción de otros costes de hardware y a los costes de energía solar “blandos”. Estos últimos incluyen cosas tales como la comercialización y la adquisición de clientes, el diseño del sistema, el trabajo de instalación y permisos, y las inspecciones.

El informe del Berkeley Lab también documenta la caída de los precios netos de la energía solar. Debido a los costes inferiores de los proyectos instalados y los factores de mayor capacidad, el informe estima que los precios nivelados de los contratos de compra de energía [PPA] para proyectos a escala comercial han disminuido en entre 20-30 dólares por año en promedio desde 2006 hasta 2013. El resultado es que en 2015 la mayoría de los PPA tenían un precio igual o inferior a US$ 50 dólares/MWh, con unos pocos a unos US$ 30/MWh. Los investigadores dicen que esto está permitiendo la expansión geográfica de la energía solar fotovoltaica. “La caída de los precios de los PPA han permitido que el mercado de las instalaciones a gran escala se expanda más allá de los bastiones tradicionales como California y el suroeste hacia regiones como Texas, del sureste e incluso del Medio Oeste”, declaró Marcos Bolinger, del Berkeley Lab:

evololucion-de-los-precios-de-fotovoltaica-en-eeuu-por-contratos

Dentro del segmento de instalaciones a gran escala, el rendimiento de los proyectos fotovoltaicos medido en términos de “factor de capacidad” ha mejorado sustancialmente entre los proyectos construidos recientemente, impulsados por los avances en la tecnología y el diseño del proyecto. En particular, un número creciente de proyectos están desplegando tecnología de seguimiento solar para aumentar el rendimiento, pasando de una proporción de 12% en los sistemas construidos en 2010 al 61% en 2014.

berkeley-lab

El anterior cuadro cómo los desarrolladores han estado aumentando el tamaño de los paneles solares en relación con sus inversores [que resulta en mayores relaciones de carga del inversor, o ILR], como otra manera de aumentar la producción. Finalmente, en los últimos años los proyectos en promedio se han construido en sitios con recursos solares más fuertes, como se mide por la irradiación global horizontal [GHI]. Los cambios en estos tres parámetros han mejorado los factores de capacidad media de los proyectos durante los últimos cuatro años desde el 21% en 2010 hasta casi el 27% en 2014 según los datos recogidos en su primer año de operación en 2015.

26/Agosto/2016

José A. Roca

www.elperiodicodelaenergia.com

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

16 + 17 =