Las compañías de almacenamiento energético buscan alianzas con las inmobiliarias

Las compañías de almacenamiento energético buscan alianzas con las inmobiliarias

La compañía británica Geo espera instalar 50.000 nuevas baterías para el hogar al año en 2020 en medio del creciente interés que ha despertado en el sector de la vivienda el almacenamiento de energía. La cifra representa la mitad de todas las viviendas de nueva construcción en el Reino Unido, pero el director de Estrategia de Geo, Simon Anderson, dijo que es una meta realista, basada en la tendencia creciente para promover edificios inteligentes en la Unión Europea. A pesar del Brexit, mi punto de vista es que lo que pasa en Europa sigue afectando el Reino Unido, dijo.

Geo comenzó su singladura empresarial hace 10 años en el campo del termostato inteligente y desde entonces ha ampliado su oferta en lo que Anderson llama la “casa híbrida”, que combina la tecnología de control inteligente con el almacenamiento de energía y la gestión de la demanda.

Este mes la compañía espera lanzar un prototipo de casa híbrida, que será probado en el verano de 2017 y será lanzado comercialmente en 2018. El concepto se basa en la idea de utilizar un sistema híbrido de almacenamiento para mejorar la eficiencia de los sistemas tradicionales de energía, y podría conducir a una reducción de un tercio de los costes energéticos de las viviendas tradicionales y de dos tercios en los hogares equipados con energía solar residencial.

La solución de almacenamiento de energía de Geo no será una mera opción para los propietarios de viviendas individuales, ya que la idea es incorporarlo como un activo más de las nuevas viviendas. Geo está estudiando un paquete de casa híbrida como un extra opcional que los promotores inmobiliarios puedan utilizar como gancho para los compradores de vivienda. “Nos estamos centrando en la nueva construcción”, confirmó Anderson. “Nuestros clientes serán los promotores inmobiliarios y las eléctricas”.

Geo espera que las eléctricas sean capaces de ofrecer una tarifa nacional híbrida que refleje la mayor eficiencia del sistema, que incluirá una batería de 8 kWh de un fabricante que permanece en el anonimato. Anderson dijo que los promotores inmobiliarios de lugares como Londres están muy interesados, ya que puede ayudarles a cumplir con los objetivos de eficiencia energética obligatorios y voluntarios.

Sin embargo, Geo se enfrentará a la creciente competencia en el  mercado del almacena miento para el hogar. El fabricante de baterías alemán Sonnen, por ejemplo, se dirige a los constructores de casas de forma activa con su producto Eco Compact  lanzado al mercado a principios de este año. “Los constructores podrían utilizar Sonnen para desplegar soluciones de batería a través del hogar”, informa Techome Builder.

En el Reino Unido, la empresa de almacenamiento de energía Moixa está tratando de vender un sistema de batería inteligente de 2 kWh y un sistema solar de 2 kW  por 4.995 libras [€ 5.870] a las asociaciones y propietarios de viviendas, que les permitiría ahorrar alrededor de 350 libras al año en la factura eléctrica, según informa la empresa.  Además, también recibirían 50 libras adicionales por tener disponible la capacidad de su batería para agregarla a la plataforma Gridshare de Moixa.

En los Países Bajos una organización formada por cuatro empresas de construcción, llamada Stroomversnelling, está tratando de crear una cartera de viviendas de energía neta cero para el año 2020. El objetivo es utilizar paneles solares en lugar de tejas con el fin de reducir a la mitad los costes de instalación de los tejados fotovoltaicos. Los tejados se instalan en el plazo de una semana o menos y vienen con una garantía de 30 años.

Junto con dispositivos de recuperación térmica y baja potencia de consumo, Stroomversnelling cree que puede reducir el desperdicio de energía de los hogares prácticamente a cero. Las baterías no forman parte de la ecuación en estos momentos, aunque Stroomversnelling ha informado que está en conversaciones con LG.

Stroomversnelling no prevé vender el concepto directamente a los propietarios de viviendas, ya que muchos podrían rehuir el costo inicial por temor a perder su inversión. En su lugar Stroomversnelling prevé trabajar con los desarrolladores para ofrecer a los propietarios una energía de tarifa fija que represente un ahorro en los suministros eléctricos e incluya la amortización del 5% para el promotor del edificio.

Stroomversnelling ya tiene un acuerdo para construir 111.000 viviendas con energía neta cero para seis asociaciones de vivienda holandeses en 2020. Después de eso espera instalar sistemas fotovoltaicos de serie en todas las viviendas de nueva construcción, así como la rehabilitación de 50.000 al año, con el fin de facilitar que se cumpla el objetivo del gobierno holandés de tener el 60% de los hogares con energía neta cero para el año 2050.

 

24/Diciembre/2016

José Antonio Roca

www.elperiodicodelaenergia.com

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

uno × 1 =